Terapia de Rock

img_20161008_213418

La fecha más importantes, dicho por ellos mismos, o tal vez la fecha bisagra si nos animamos a apostar un poco más para De La Gran Piñata, banda que no paramos de ver crecer en éste último tiempo y que este fin de semana hizo vibrar tanto Teatro Vorterix como el Teatro de Flores con su Doble o Nada, shows en los que repasaron su discografía completa, sin dejar ningún tema afuera de la lista, dividida en los dos días,  e incluyendo también sus temas inéditos, Ella Es Y La Petisa Inflamable.

El sábado la cita fue en  Vorterix, alrededor de las 21.15hs. se abría el telón para que empiece a sonar Tu can, primer tema de la noche y del último material discográfico de De La Gran Piñata, El Equilibrio Entre Los Opuestos. Los músicos se mostraron muy contentos y emocionados ante el clima notoriamente festivo de la noche y agradecieron como siempre al público que los viene acompañando tan fielmente. Ante esto la gente no hizo más que agradecer con más muestras de afecto y un canto con un pedido que se viene escuchando hace rato y que quizás no esté tan lejano de cumplirse: “La Piñata al Luna Park”. La lista siguió pasando por Puta, Clonazepan, Canción de Cuna, La urgencia, La puerta detrás del ropero entre otras. El momento sensible de la noche fue cuando sonó 30.000 Luces, tema alusivo a los desaparecidos durante el último golpe de Estado de 1976, tras el cual Panter (voz y guitarra) reflexionó: “estos tipos arrancaban a un bebé  de su seno familiar y lo llevaban a otro lado,  pensando que si lo sacaban de un entorno revolucionario el pibe iba a dejar de serlo, pero no.  La semilla siempre cae cerca del árbol. ¡Bienvenido nieto 121!” y cerró con un enérgico “¡Nunca más!”.

La noche siguió con temas como Buena Suerte, Norte, Fiebre, Tristeza, Lunar y un trío de canciones que casi es obligación que vayan una pegada a la otra y que el público hace notorio su agradecimiento al cantarlas hasta desgarrar gargantas: Veredas, Anguilita y Sonrisa.

Ya llegando hacia el final de la primera velada sonaron A dónde se nos fue el sol, Escalofríos y Residuos. Luego de esto y para cerrar Ale Zenobi dejó su batería para colgarse la guitarra y Panter a la inversa,  se sentó con los palillos en la mano y sonó Ella Es, para así dar fin al primero de este Doble o Nada.

La segunda fecha fue al día siguiente, domingo, pero el encuentro esta vez era en el Teatro de Flores.  El show comenzó algunos minutos pasadas las 21hs. con Despertador, Fiebre, Fe de ratas, Borracho, Polvo y arañazos, Under, Quizás así y Montaña Rusa. Luego de este tema Panter aprovechó para darle la bienvenida a quiénes hayan ido por primera vez a presenciar un show de la banda. Después de sonar Los asuntos del miedo hubo una pausa por “problemas técnicos”, que luego Panter explicó: “la pantalla no funciona, así de corta. Pero nos vamos a romper el orto tocando, nos vamos a esforzar el doble y la vamos a romper. ¡Esto es la Piñata, loco! No queremos que nadie se vaya decepcionado.” Aplausos y más aplausos para seguir con lo que quedaba de la noche que ya sabíamos no iba a decepcionar a nadie. Muestra de esto fueron los temas que siguieron: Malas noticias, Melodía para ver fantasmas, Requiem, La Petisa Inflamable, Blanco Fácil, Anguilita –que en esta ocasión fue cantada casi en su totalidad  por el público– Sonrisa y Veredas (como ya dijimos, el trío perfecto). Le siguieron Josefina, Introspectivo, Trincheras y Tristeza. Ya acercándose el final de la noche Panter no quiso dejar pasar la oportunidad para contarle al público que para él “Estar acá es como una terapia, es como ir al psicólogo. Yo de acá me voy mejor de lo que llegué. Esto es impagable. Estoy muy emocionado”.  Luego de decir esto agradeció a todo el staff de trabajo de De La gran Piñata, las caras no visibles pero que están en todos los detalles. Como siempre dejando en claro el mensaje de cuidar al público y recordarles que se cuiden entre sí. Algo que los chicos de De La Gran Piñata remarcan en cada uno de sus shows.

Para culminar con lo que fue este show doble o nada la descocieron con Tu can, Ícaro y el ya infaltable final con La Historia de la mosca y la araña.

No faltó nada, estos shows tuvieron de todo y el Doble o Nada realmente fue un éxito.

Pero si alguno se quedó con ganas, los chicos no paran y los días 18, 19 y 20 de noviembre van a estar tocando en Rosario y Córdoba en el marco de su gira junto a Kapanga.

Y bueno, quién sabe si el 2017 nos encuentra haciendo realidad esa canción del público que dice “La Piñata al Luna Park…”

 

Verónica Orellana

Créditos

Fotografía: Lu Villanova